A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 01/10/2004

 

 

 

 

Joaquín Gutiérrez Mangel

 

 

 

 

 

Oficiante de la vida a manos llenas, y las suyas eran grandes, Joaquín Gutiérrez Mangel no se dejó casi nada en el tintero y hasta tuvo tiempo de escribir sus anecdóticas memorias, Los azules días.

 

Trotamundos, ajedrecista consumado, cronista de guerra, traductor -incluso de Shakespeare, con muy buen tino-, fabulador de magníficas novelas, cuentos y poemas, perteneció a la legendaria generación de escritores de 1940, que en el país alumbraron los mejores frutos literarios del siglo XX.

El personaje Cocorí (1947) su libro más conocido internacionalmente, le brincaba a Joaquín desde sus ojos chispeantes y uno sentía a ese negrillo subido en sus hombros -atalaya: el escritor era muy alto, con vozarrón tonante y cejas hirsutas y traviesas.

 

El más cosmopolita de sus compañeros de generación, Joaquín nació en 1918 en medio de los humedales caribeños de Puerto Limón, pero ya venía andariego y de una solvente familia que propició las salidas del hijo rebelde, en un principio a Estados Unidos. Ese origen caribeño tiene gran repercusión en su literatura, especialmente en sus novelas, donde personajes y paisaje reflejan la exuberancia tropical.

 

 

 

 

 

 


Sus crónicas periodísticas y sus memorias dan cuenta de 

Conversador deleitoso sobre incontables anécdotas de sus viajes, en sus recorridos conoció a personajes inolvidables, como Pablo Neruda y Ho Chi Minh.

 

Publicó sus crónicas periodísticas en diarios de Chile, así como en la Unión Soviética.

 

Su novelística, en la cual destacan La hoja de aire (más bien un cuento largo, 1968) , Manglar (1947), Puerto Limón (1950), Te acordás, hermano (1978) ha sido destacada por la crítica como innovadora en el medio nacional, por incorporar técnicas que serían luego desarrolladas en la literatura latinoamericana en boga.

 

Como sus compañeros de generación, Joaquín Gutiérrez llevó una vida consecuente con sus creencias políticas de izquierda, signadas en todos ellos por un gran idealismo y honda sensibilidad hacia la injusticia social.

 

Su estatura como de palmera y su humor cambiante eran inconfundibles, así como su amistad con Carmen Lyra, Carlos Luis Fallas, Fabián Dobles, Manuel Mora y otras personalidades de su época.

 

 

 

 

 

 

Su obra más popular, Cocorí, una pequeña historia dedicada a los niños, entre novela corta y cuento largo, ha sido traducida a más de diez idiomas 

Además del Magón en 1975, recibió el Premio Casa de las Américas en 1978 por la novela Te acordás, hermano, y el Doctorado Honoris Causa de la Universidad de Costa Rica en 1992.

 

Joaquín Gutiérrez falleció en octubre del año 2000, a la edad de 82 años.

 

"Jamás me he arrepentido de haber llevado -y obligado a los míos a llevar- una vida trashumante, pues gracias a ella y a la diversidad de continentes, oficios, trabajos

 

 

 

 

 

 

 

 

El casco del barco relucía sobre

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet