A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 04/10/2007

 

 

 

 

 

 

 

Legislación filibustera

 

 

 

 

 

Con el poder en las manos, Walker se dedicó a preparar el esquema jurídico que le permitiría implementar sus planes. Por decreto del 16 de julio, confisca todas las propiedades raíces, muebles o semovientes a todo ciudadano que hubiera auxiliado a los "enemigos del Estado" o que hubiera sido declarado traidor por su gobierno. Este primer decreto filibustero tenía como objetivo conseguir el botín de guerra que sería repartido entre los colaboradores de Walker.

 

 

 

 

 

Posteriormente emitió dos decretos complementarios: el 21 de julio nombró Jueces de Primera Instan­cia que tendrían jurisdicción en todos los casos donde se disputara el título o la posesión de terrenos. El  22 de julio autorizó la negociación de un empréstito de dos millones de dólares en Estados Unidos, donde aportó como garantía 2.304.000 acres de los terrenos públicos del Departamento de Matagalpa.

 

 

 

 

 

El 14 de julio otro decreto ordenó que todos los decretos, acuerdos y órdenes deberían ser en español e inglés y que todos los negocios públicos serían realizados ya sea en inglés o en español, siendo válidos todo documento que se escribiera en cualquiera de los dos idiomas. De acuerdo con Walker: "El decreto autorizando el uso de ambos idiomas tenía por objeto el hacer que las tierras del Estado cayeran en manos de los que hablan inglés".  Así lo mencionó en su libro La Guerra en Nicaragua.

 

 

 

 

 

El 4 de agosto, el gobierno de William Walker decretó el bloqueo de todos los puertos de Centro América, exceptuando San Juan del Norte y San Juan del Sur.

 

 

 

 

 

Los intereses ingleses no se hicieron esperar. El 19 de agosto se presentó en el puerto de Trujillo la fragata inglesa Cossak, armada en guerra con veintidós cañones y doscientos cincuenta soldados. El coronel J. Cockburn, Comandante de la fragata, hizo saber a las autoridades de Trujillo que notificara a los Gobiernos centroamericanos, que venía con el propósito de oponerse al bloqueo decretado por Walker.

 

 

 

 

 

El 11 de septiembre Walker emitió el decreto No. 48, que alteraba la bandera de Nicaragua de la siguiente manera: tres franjas, una blanca y dos azules; la del medio sería del doble de ancho que las otras y con una estrella roja de cinco puntas en el centro, que representa la consigna filibustera de five or none, es decir las cinco repúblicas centroamericanas o ninguna.

 

 

 

 

 

La controversia que suscitaron estos actos del gobierno filibustero aumentó cuando el 22 de setiembre, mediante el decreto No. 49,   Walker intentó legalizar la implantación de la esclavitud. El artículo primero de ese decreto estipulaba que "Todas las actas y decretos de la Asamblea Constituyente Federal [de Centro­américa] como también los del Congreso se declaran nulos y de ningún valor". Como la ley federal había abolido la esclavitud, Walker reinstauraba de esta forma la esclavitud en Nicaragua.

 

 

 

 

 

Esta última disposición era el complemento del decreto del 22 de julio. Pierre Soulé fue designado comisionado y regresó inmediatamente al sur de los Estados Unidos a solicitar el empréstito decretado, garantizando en pago no solamente los terrenos de Matagalpa, sino también incluía a los pobladores indígenas matagalpinos. Cuando los Estados del Norte de los Estados Unidos se enteraron de este decreto de Walker, se alarmaron, mientras que en el Sur se recibió la noticia con júbilo.

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet