A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 04/08/2016

Imprimir

Certamen del Centro de Patrimonio otorgó fondos para restaurar 21valiosas edificaciones en 19 años

·         Adicional a los ¢120 millones como ganador del certamen "Salvemos nuestro patrimonio 2015", Sanatorio Durán recibirá ¢87 millones adicionales para asegurar mantenimiento de otros espacios

·         Centro de Patrimonio anunciará ganador 2016 el jueves 4 de agosto, a las 9:30 a.m.

fresca casa zúñiga clachar

San José, 3 de agosto de 2016. "Hay dos cosas en un edificio; su uso y su belleza. Su uso pertenece al propietario, su belleza pertenece a todo el mundo. Por eso, aquel no tiene derecho a su destrucción". Esta frase, que se atribuye al escritor francés Víctor Hugo (1802-1885), resume la razón por la cual los propietarios de edificaciones con declaratoria de patrimonio deben velar por su adecuada conservación, pero, también es deber del Estado conservar el patrimonio histórico-arquitectónico del país.

En esta tarea, el Ministerio de Cultura y Juventud es la máxima autoridad, la que ejerce mediante el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio (CICPC). Entre otras acciones que se orientan al cumplimiento de este deber, el CICPC organiza cada año el certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico arquitectónico, con el objetivo de "identificar, investigar, divulgar y restaurar el patrimonio histórico-arquitectónico costarricense", según el decreto que oficializa una iniciativa que brinda frutos desde 1997.

A lo largo de 19 años, desde la primera vez que se anunció al primer ganador del certamen, 21 edificaciones han recibido la inyección de recursos para su rehabilitación por parte del Estado.

La primera favorecida fue una centenaria vivienda, que aún hoy resiste el paso del tiempo y se levanta airosa -y más "viva" que nunca- en el centro histórico de la ciudad de Liberia. Se trata de la conocida casa de la familia Zúñiga Clachar; una vivienda vernácula construida a fines del siglo XIX en bahareque, con zócalo de piedra canteada. Actualmente tiene uso como cafetería y residencia de sus inquilinos y se encuentra abierta a lugareños y turistas. "Es lo más importante para mí, que esté activa y no esperar a que se caiga", expresó Hugo Zúñiga Clachar, de la familia propietaria.

Según el CICPC, a inicios del siglo XX, esta edificación pasó por una serie de mejoras que descubrieron molduras en madera calada en los marcos de las puertas y ventanas, "trabajadas con pericia y sentido artístico", señala la declaratoria de patrimonio.

En el interior de esta antigua vivienda, todas las puertas que comunican con los aposentos están talladas en pochote, resistente y fina madera que por su costo y escasez prácticamente no se utiliza en construcciones actuales. Además, en el cielo raso de la sala, "existe un lienzo con pintura alegórica de gran belleza estética". Estos son algunos de los aspectos que le confieren valor patrimonial a este tesoro de la pampa; solo para citarla como ejemplo entre los proyectos ganadores del certamen.

"El gran logro fue la restauración del fresco del cielorraso, que hubiera sido muy difícil por nuestra cuenta", destacó Zúñiga Clachar, mientras dio el crédito a su madre por estar anuente a incluir su vivienda como patrimonio histórico-arquitectónico del país. "Ella sabía que esa casa es para Liberia", expresó con su inconfundible acento guanacasteco.

El certamen. Para salvar de la destrucción a edificaciones tan valiosas para la comunidad como la casa Zúñiga Clachar, surgió el certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico arquitectónico, mediante el cual el Estado apoya al propietario del inmueble con recursos destinados enteramente a su recuperación. Consiste en la presentación de propuestas de rehabilitación de edificaciones públicas o privadas con valor social, histórico o arquitectónico, ubicadas en cualquier punto del país.

El CICPC destacó que, aunque los profesionales en Arquitectura e Ingeniería son los llamados a concursar, los beneficiarios directos son los propietarios o arrendatarios del inmueble de la propuesta ganadora, y más allá de estos, se beneficia la comunidad donde se localiza y, en general, el patrimonio arquitectónico nacional.

William Monge, director del CICPC, mencionó que en ocasiones los grupos organizados de las comunidades se acercan buscando asesoría para participar en el certamen y de esta forma, lograr la restauración del edificio patrimonial de su ciudad, por lo que se les recomienda presentar la propuesta a concurso mediante un profesional que la elabore. Precisamente, uno de los fines de esta iniciativa, es que el profesional sea la punta de lanza de un grupo de ciudadanos interesados por la conservación de su patrimonio.

Actualmente se otorga un premio de ¢120 millones de colones al inmueble de la propuesta ganadora, además, los profesionales que realizan el proyecto, reciben ¢12 millones de colones como reconocimiento a su trabajo, montos que provienen del presupuesto anual ordinario del MCJ. Un jurado conformado por cinco personas con amplia experiencia en la materia, debe examinar los proyectos de intervención arquitectónica propuestos y dar el fallo.

Para 2016 participaron 14 proyectos, que incluyeron edificaciones de varias zonas del país. El Centro de Patrimonio anunciará el veredicto con el ganador el jueves 4 de agosto, a las 9:30 a.m., en su sede en Avenida Central, frente a librería Lehmann.

Proyectos ganadores del certamen "Salvemos nuestro patrimonio

histórico-arquitectónico" 1997-2015

Año

Edificación

Distrito y provincia

2015

Cocina-comedor del antiguo Sanatorio Durán

Oreamuno, Cartago

2014

Cementerio General de San José

San José, San José

2013

Antigua Capitanía de Puerto Limón

Limón, Limón

2012

Municipalidad de Aserrí

Aserrí, San José

2011

Escuela Juan Ramírez

El Guarco, Cartago

2010

Edificio Steinvorth

San José, San José

2009

Templo Nuestra Señora María Auxiliadora

Cartago, Cartago

2008

Central de Correos de Costa Rica

San José, San José

2007

Antigua Casa de Enseñanza de Villa Pacacua

Mora, San José

 

Castillo del Moro

San José, San José

2006

Black Star Line

Limón, Limón

 

La Mazorca

Montes de Oca, San José

2005

Casa Fait

Puntarenas, Puntarenas

2004

Vivienda de José Cubero Muñoz

Goicoechea, San José

2003

Casa Barrantes

Pérez Zeledón, San José

2002

Antigua Gobernación de Liberia

Liberia, Guanacaste

2001

Casa Misionera, Iglesia Bautista

Limón, Limón

2000

Casa Jiménez Zamora

Cartago, Cartago

1999

Templo Católico Nuestra Señora de La Merced

San José, San José

1998

Antigua casa director del Liceo de Costa Rica

San José, San José

1997

Casa Zúñiga Clachar

Liberia, Guanacaste

               Fuente: Portal CICPC

Como se aprecia en el cuadro, la mayoría de los inmuebles que fueron favorecidos por este certamen -once edificaciones-, se encuentran en la Provincia de San José, principalmente en el distrito central. 

"El concurso se abre a nivel nacional, participan los profesionales pero es una decisión conjunta entre estos y los propietarios -puede que un propietario de otra provincia quiera participar y no contar con un arquitecto, o lo contrario-; entonces, es azaroso que la mayoría sean de San José, porque los jurados han sido distintos y los proyectos que se presentan por certamen pueden ser sobre cualquiera de los 383 edificios declarados patrimonio", expresó el director del CICPC. 

De las diez edificaciones restantes, cuatro se ubican en Cartago, tres en Limón, dos en Guanacaste y una en Puntarenas; para un total de 21 inmuebles en los que se invirtieron estos recursos estatales a lo largo de 19 años, ya que se debe tomar en cuenta que las ediciones 2006 y 2007 favorecieron a dos edificaciones por año, entre las que se repartió el monto del premio.

image007 (15)

Sanatorio Durán iniciará su propio proceso de sanación

Según el CICPC, el proyecto para restaurar el edificio del antiguo comedor y cocina del Sanatorio Durán, en Oreamuno de Cartago, y convertirlo en cafetería y museo para el disfrute de los visitantes, está por ser adjudicado a la empresa constructora.

Esta fue la propuesta ganadora del año 2015, que presentó la arquitecta Adela Chavarría junto con su esposo y colega Jorge Cotera.

"Nosotros somos miembros de la comunidad de la zona norte de Cartago y por muchos años hemos tratado de que ese complejo se reactive y se rescate, entonces buscamos a los propietarios y llegamos a un acuerdo para participar en el certamen. Ellos están anuentes a seguir adelante, porque esta es la primera avanzada en firme que generará recursos. Somos parte de la comunidad preocupada por el patrimonio", expresó la arquitecta.

 "El Sanatorio es un complejo de edificios muy grande y todo requiere atención, pero el edificio más apropiado para empezar es el de cocina-comedor y también es el más estratégico, porque es un proyecto que puede generar ingresos y dar apoyo al resto del complejo. Si se inicia con esta cafetería y museo, será como una semilla para que así se pueda mantener con las actividades que se den luego, ya que contará con las facilidades para la atención del turismo", indicó Chavarría.

"En resumen lo que propusimos es un centro de visitación que ayude a canalizar el turismo espontáneo que ha surgido en el Sanatorio. Va a contar con facilidades como cafetería y áreas de apoyo como servicios sanitarios, una tienda para artículos de la comunidad, espacio para exposiciones y una plaza techada para eventos. El objetivo es atender y regular la entrada de turistas mientras se interviene el resto de edificaciones, generar ingresos para el mantenimiento y dar inicio formal a tan esperado proyecto de restauración y puesta en valor de este complejo", agregó Chavarría.

Adicional a los ¢120 millones que se invertirán en la antigua cocina y comedor, el MCJ invertirá ¢87 millones de colones más en la limpieza, recuperación y consolidación de otros espacios que están muy deteriorados. Esto por cuanto así se tenía previsto antes de que la edificación resultara ganadora del certamen que busca intervenir esta área.

Con este monto se pintarán algunos otros espacios, se cambiarán puertas y ventanas, se invertirá en techos y sistema pluvial, y eliminarán elementos agregados que no son originales; entre otras obras que mejorarán la apariencia del complejo y contribuirán a mejorar sus condiciones de mantenimiento, según informó Adrián Vindas, jefe de Arquitectura del CICPC. 

"Este complejo es tan grande que no hay manera de restaurarlo si no es con la guía y apoyo del gobierno y del Centro de Patrimonio; esto es lo que da la credibilidad de que se está trabajando en un campo tan complejo y que ha sido por mucho tiempo relegado porque es tan grande que es abrumador. Es muy importante que el certamen sea una iniciativa del Estado y no que se busque solo el interés particular", opinó la arquitecta Chavarría.

Contacto: William Monge, director del CICPC, tel.: 2010-7401 y 2010-7402.

 

 

Foto 1: El fresco en un cielorraso de la Casa Zúñiga Clachar lo restauraron al ganar esta vivienda la primera edición del certamen Salvemos nuestro patrimonio histórico-arquitectónico de 1997. Cortesía de Hugo Zúñiga Clachar, para Prensa MCJ.

Foto 2: El antiguo espacio que fue cocina y comedor del Sanatorio Durán, se convertirá en un sitio para recibir a los continuos visitantes después de la intervención que se le hará como ganador del certamen del Centro de Patrimonio. Prensa MCJ.

Producción: - Oficina de Prensa y Comunicación - MCJ / Consecutivo 300 / LLV / 03-8-2016

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet