A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 26/07/2016

Imprimir

 

Zürcher Arquitectos donará anteproyecto para reconstrucción del Black Star Line

 

San José, 21 de julio de 2016. El pasado 29 de abril, el país despertó con la lamentable noticia de que un voraz incendio había consumido el emblemático edificio Black Star Line, ubicado en el corazón de la provincia de Limón. Esta edificación, construida originalmente en 1922, funcionó desde entonces como sede de la Universal Negro Improvement Association (UNIA), entidad propietaria del inmueble.

Tras el incendio, el Benemérito Cuerpo de Bomberos de Costa Rica informó que las llamas destruyeron un área de 1.140 m2; únicamente 385 m2 lograron rescatarse.

A partir de ese momento, la UNIA empezó una campaña de sensibilización y recaudación de fondos, denominada "Rebuild a Dream, Liberty Hall Black Star Line", con el propósito de reconstruir el Liberty Hall.

Por su parte, el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural, del Ministerio de Cultura y Juventud, inició un proceso de acercamiento con autoridades y comunidad, en apoyo al deseo de reconstruir el inmueble.

William Monge, director del Centro de Patrimonio, afirmó que "cuando aún no salíamos de la sorpresa del incendio, empezamos a recibir expresiones de interés y apoyo, y muchas voces de aliento para encontrar una solución a este nuevo reto. Una de esas ofertas provino de la oficina de arquitectura Zürcher Arquitectos".

"Nos ponemos a las órdenes del Gobierno y del pueblo limonense, para aportar en el rescate de este histórico edificio, apreciado no solo por nuestros hermanos del Caribe, sino por todo Costa Rica", indicó el arquitecto Ronald Zürcher, presidente de Zürcher Arquitectos.

1

Sylvie Durán Salvatierra, ministra de Cultura y Juventud, expresó que "la pérdida del Black Star Line expresa a cabalidad, fortalezas y debilidades centrales que tenemos en el país de cara a la gestión del patrimonio construido. Entre las fortalezas, es de rescatar la generalizada preocupación y deseos de apoyo que se suscitaron y que se concretan en valiosos aportes como el que hace Zürcher Arquitectos, que permiten atender el desafío con mayor celeridad. Asimismo, la capacidad de organización de la sociedad civil y el interés de la ciudadanía. Saber que existe esta sensibilidad por el patrimonio cultural, habla bien de nuestra sociedad, de su comprensión sobre el valor de la memoria y del potencial que tiene la co-responsabilidad social de empresas y ciudadanos para su resguardo. Es indispensable movilizar todas esas energías si queremos velar verdaderamente por ese patrimonio".

 

Apoyo de Zürcher Arquitectos. Durante el mes de mayo, representantes de la firma visitaron el inmueble para conocer la magnitud del daño y participaron en diferentes reuniones con representantes de Gobierno y de la Universal Negro Improvement Association, para integrar correctamente las visiones de todas las partes, tener información suficiente y trabajar en una propuesta de rescate, que respete los lineamientos de un edificio declarado patrimonio histórico arquitectónico, pero que ofrezca a todos sus visitantes la seguridad y comodidad que requieren los nuevo tiempos.

La donación de los planos del anteproyecto incluirá:

·         Plantas de distribución

·         Cortes

·         Elevaciones

·         Planta de techos

·         Localización y cualquier dato -dibujo o plano adicional- que, de acuerdo con la complejidad y características del proyecto, se requiera para la comprensión total de la obra por realizar.

 

Según la arquitecta Martha Arauz, de la firma Zürcher Arquitectos, "ya fueron presentadas las primeras imágenes conceptuales del anteproyecto y han tenido gran aceptación, así que vamos por buen camino".

Según informó el Centro de Patrimonio, después de esta etapa de realización del anteproyecto, seguirá la segunda fase que corresponde a la elaboración de planos constructivos, para lo cual ha existido ofrecimiento de varias consultoras especializadas en diversos campos de la ingeniería eléctrica, mecánica y estructural. La tercera y última etapa en este proceso será la inspección multidisciplinaria del proyecto, para lo cual también se han hecho ofrecimientos. Una vez con estos elementos en mano, se tendrá la proyección presupuestaria y se establecerá la estrategia de atención.

 

Inversión en patrimonio arquitectónico. La titular de Cultura y Juventud expresó que "es claro que no hemos aquilatado con suficiente claridad como país, la magnitud de la inversión que se requiere para mantener en buenas condiciones o poner en valor nuestro patrimonio. Hemos visto este año como varias infraestructuras, justamente por su edad, presentan situaciones críticas de mantenimiento o actualización en sistemas eléctricos o en tuberías, por ejemplo. Se trata de intervenciones costosas, que no se han podido atender en períodos largos de tiempo y que, como vimos con el Black Star Line, pueden ser letales. Corregir esta situación supera lo que el Estado dispone para esa tarea y es un tema de fondo por abordar: cómo atendemos este encargo que nos hemos dado por ley como sociedad de forma co-responsable, sostenible y previsora".

William Monge, director del Centro de Patrimonio, explicó que el patrimonio arquitectónico del país lo constituyen ochenta por ciento las edificaciones públicas, y veinte por ciento inmuebles privados. En este último caso, los propietarios son los responsables de velar por el mantenimiento de los inmuebles, salvo el caso de intervenciones específicas y calificadas que el Estado identifica a través de concurso o de inspecciones y denuncias.

Precisamente, según informó el Centro de Patrimonio, el edificio original del Black Star Line que se construyó en la década de los años veinte, ha experimentado a lo largo del tiempo, mejoras en los techos y algunos detalles de la fachada. La última intervención que se le practicó patrocinada por el Estado, fue en 1991, cuando se dio una reconstrucción casi total del inmueble, debido al deterioro de la estructura en general, provocado por las condiciones bioclimáticas.

Reseña histórica. El Black Star Line se construyó originalmente en 1922 y funcionaba como sede de la Universal Negro Improvement Association, creada y liderado por el activista Marcus Garvey. Los miembros de la asociación trabajaron para crear edificios que sirvieran para sus propósitos de justicia social y económica junto con su compañía de vapores "Black Star Line". El inmueble color verde pasó a ser el edificio más importante para la mayoría de los limonenses, por conservar el recordatorio de la igualdad.

La edificación se declaró Patrimonio Histórico Arquitectónico en el 2000. En el primer piso funcionaba un restaurante de comida caribeña; en la planta alta se ubicó el Liberty Hall (Salón Libertad), la razón de creación del edificio, el cual se utilizó para celebrar las fiestas cívicas de Limón, reuniones comunales, fiestas y certámenes de "black beauty". Allí se coronó a la primera reina de los Carnavales de Limón en 1949.

Su estructura y acabados fueron hechos completamente de madera y zinc. El exterior y su escalera lateral es típica del estilo victoriano inglés, probablemente las piezas venían de Nueva York o Nueva Orleans y se adaptó al clima caribeño (victoriano caribeño), por esto su estructura está asentada sobre pilotes, que protegían a los visitantes de las culebras y, en las inundaciones, evitaba que se pudriera la madera de la base.

Los techos altos permitían una mejor ventilación junto con enrejados de madera en la parte superior de las puertas que son de influencia anglo antillana. Este detalle mejoraba la circulación del aire y añadía seguridad a los cuartos.

Fuente: Sicultura

 

Oficina de Prensa y Comunicación - MCJ / Consecutivo 287 / FEM / 21-07-2016

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet