A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 30/06/2016

Comunicado de Prensa

 

Maestro de obras y de esculturas

 

·         Escuela Casa del Artista celebra 65 años de brindar educación en distintas disciplinas de las artes plásticas

 

San José, 21 de junio de 2016. Por mucho tiempo ha estado ligado a materiales como la madera, el cemento y la piedra, que utiliza en su trabajo como maestro de obras. Casas, edificios o lugares que suplen diferentes necesidades habitacionales o de infraestructura, han recibido el trabajo de sus manos; para cumplir con el sueño de otras personas.

Hoy, a sus 61 años, Óscar Flores, le da otra utilidad a esos mismos materiales, que le ayudan a darle forma a su sueño; que tuvo que postergar hace más de 40 años y cuyos cimientos, se hicieron más sólidos con el paso del tiempo.

Luego de tres años y medio como estudiante de la Escuela Casa del Artista (ECA), las manos de Flores ya han esculpido 30 figuras de distintos tamaños; en los que utiliza la madera, el cemento y la piedra.

 

Las comunidades prioritarias del Plan Nacional de Desarrollo: Turrialba, Guácimo, Siquirres, Limón y Puerto Viejo de Talamanca, recibirán de forma gratuita el espectáculo teatral Lero, lero, Tío Conejo trinquetero, obra que rinde homenaje a la Benemérita de la Patria Carmen Lyra. La adaptación fue escrita y dirigida por Juan Madrigal, conocido en el ambiente artístico como Juan Cuentacuentos. 

La puesta en escena toma como punto de partida dos cuentos de la escritora costarricense Carmen Lyra: Tío Conejo comerciante y Por qué Tío Conejo tiene las orejas grandes, mismos que fueron adaptados por Madrigal en este espectáculo familiar. Además, Juan Cuentacuentos dirige la obra y actúa en ella.

"Tenía muchos años de estar con el deseo de entrar a la Escuela, pero por las obligaciones no había podido", describe al afirmar que gracias a ese sacrificio pudo sacar adelante a una familia, que integran: su esposa y sus dos hijos varones, ambos, graduados en ingeniería civil.

Oscar Flores

 

Al igual que quien talla una de sus esculturas; Flores surgió desde las posiciones más básicas en el campo de la construcción, poco a poco llegó a dirigir proyectos, lo cual completó gracias a su capacitación en el Instituto Nacional de Aprendizaje como Maestro de Obras. De esa misma forma, escaló los peldaños de su educación como escultor en la ECA; donde también cursa el segundo año en dibujo; ambas en la modalidad recreativa.

 

Durante su tiempo como estudiante, ha sido parte de las exposiciones de la Escuela, incluidas las bienales y en espacios expositivos que la institución organiza en algunos centros comerciales, o en instituciones públicas. En este momento, seis de sus piezas, se pueden apreciar en el Instituto Costarricense de Turismo, según comentó.

Prensa Ministerio de Cultura y Juventud, conversó con  Flores como parte de la información con la que contribuimos a celebrar el 65 Aniversario de la Escuela Casa del Artista.

¿Cómo le ha beneficiado su experiencia como estudiante de la ECA?

Un montón, un cambio bastante radical en la vida de uno. Primero porque era mi deseo, siempre me ha gustado. Al llegar aquí a aprender un poquito de teorías, y con la calidad de los profesores; me siento muy contento y realizado. Esta institución es muy importante porque  veo un montón de juventud que va para arriba, aprendiendo y haciendo cosas muy bonitas.

¿Por qué decide cumplir su sueño a la edad de 58 años?

Porque en años anteriores con la responsabilidad de la familia y tener hijos estudiando, no podía invertir tiempo, ni gastar en materiales. Cuando tenía alrededor de 20 años, traté de meterme a la Casa del Artista, cuando estaba por la Casa Matute Gómez, pero tuve que postergarlo.

Normalmente, cuando empiezo una nueva construcción defiendo los horarios de estudio, yo mantengo un segundo jefe siempre, aunque yo esté en la obra; para poder salir, delego funciones, les dejo tareas y así puedo asistir a clases.

¿Cómo es uno de sus días de aprendizaje?

Al principio la profesora estaba siempre al cuidado de mi persona y de todos los que estábamos novatos. Ahora que ya está uno más veterano, lo que se hace es que cuando uno la necesita la llama y ella de inmediato le ayuda a resolver.

El nivel es muy bueno, porque cuando hay alguien que está con una duda, la profesora de inmediato llega a ayudarle. También, nos da ciertas explicaciones de cómo se hace el trabajo que estamos realizando.

¿Qué siente cuando las personas detallan en sus obras?

Las emociones son innumerables, siento una satisfacción tan enorme. Sentirse uno que le están apreciando las cosas que hace. Nunca me había pasado algo así por la mente.

¿Alguna de sus obras representa algún valor especial?

Siempre hay algunas, pero en realidad obra por obra que uno haga, la siente como algo muy de uno. Todas las conservo en mi casa. Solo dos están en Puriscal, una que doné a una bóveda de la familia y otra sobre el tema del agua, que es grandecilla, entonces también está allá.

¿Cómo planea utilizar el conocimiento adquirido, ahora que está cercano a su retiro?

"Diay", yo me veo y me siento haciendo escultura y dibujo. Para seguir siempre realizado con lo que estoy haciendo, hasta donde se pueda, hasta cuando ya me empiecen a temblar las manos.

-La Escuela Casa del Artista se fundó en 1951, como un programa que ofrece una alternativa para la formación artística en las artes plásticas y las artesanías. Desde enero de 2000, funciona bajo la dirección del Museo de Arte Costarricense.

 

 

Producción  - Oficina de Prensa y Comunicación - MCJ / Consecutivo 233 / JLR / 20-06-2016

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet