A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 14/07/2016

Comunicado de Prensa

 

Entrevista a Lina Martínez, estudiante de Pintura en la Escuela Casa del Artista Olga Espinach Fernández 

 Al encuentro del estilo propio

 

  • Escuela Casa del Artista, institución que forma parte del Museo de Arte Costarricense, celebra 65 años de brindar educación en distintas disciplinas de las artes plásticas

 

San José, 24 de junio de 2016. Por sus manos pasó el trabajo de cientos de estudiantes de Artes Plásticas, que ayudó a formar durante los más de 30 años en los que ejerció la docencia, en distintas secundarias del Gran Área Metropolitana. 

 

Lina Martinez pintora

Esta mujer de 84 años, es una enfermera pensionada que disfruta del tiempo libre y de sus clases como estudiante activa en la especialidad de Pintura en la ECA, donde explora al máximo la creatividad en cada uno de los lienzos en que plasma sus cuadros, lo que a su vez la enfrenta con nuevos retos que le permitan mejorar su técnica.

Para ella, la pintura no solamente se ha convertido en una actividad de ocio, sino en una terapia que le ayudó a sobrellevar situaciones personales y, especialmente, las pérdidas familiares; brindándole la motivación necesaria para ver la vida desde otra perspectiva.

Con esa misma sensibilidad con que ilustró a sus alumnos, hoy plasma figuras y colores en sus obras en pintura acrílica y óleo, gracias a los 12 años que ha dedicado al aprendizaje de esta materia en la Escuela Casa del Artista Olga Espinach Fernández (ECA), institución que celebra 65 años de existencia.

A sus 73 años, esta vecina de Paso Ancho, en San Sebastián, asiste fielmente todas las semanas a sus clases. "A mí me puede pasar cualquier cosa, pero no falto a las clases de pintura. Es parte muy importante de mi vida", destacó.

En conversación con la Oficina de Prensa del Ministerio de Cultura y Juventud, la pintora definió su estilo como naíf, el cual describe con palabras como: transformación, primitivo e inocencia. "La pintura para mí es una realización como mujer. En ella plasmo mis defectos y cualidades, mis propósitos y mi estado de ánimo", apuntó la profesora pensionada, quien también afirma que se mantiene ocupada gracias a sus participaciones en grupos de baile, ya sea, folclórico o de música popular.

Actualmente, Martínez trabaja en una obra que representa el alcoholismo. "Es una pieza llena de un colorido bello que muestra toda la vida que estas personas están  perdiendo". Compartimos un extracto de dicha conversación.

¿Qué la motivó a reingresar a la Escuela Casa del Artista?

Tuve la oportunidad de conocer y estudiar un período con doña Olga Espinach, en la primera Casa del Artista, ella era muy amplia, trataba muy bien a la gente, muy sincera y ayudaba mucho. 

Luego de pensionarme, decidí ingresar a la Escuela. Entre otras cosas porque tengo el sueño de ayudar a los jóvenes en el campo del arte, eso unido a orientación psicológica, porque eso tiene mucho que ver con el desarrollo de las personas.

En la Escuela ayudan para que las personas puedan realizarse. Ayudan al adulto mayor a estar en un estado de ánimo correcto.

¿Cómo es el proceso de transformar una obra que ya existe a su estilo propio?

Para mí es muy normal, pero lo mejor es ver las dos obras juntas para poder explicarlo. Es como contar un sueño que uno haya tenido por la noche, porque una pintura a veces es realista, a veces no. En la Escuela, tuve la suerte de encontrarme con una profesora que entendió mi estilo. 

¿Qué representa para usted que la gente detalle en sus obras?

La crítica siempre es importante para darle ánimo o para ponerle los pies sobre la tierra a uno.

¿Por qué le interesa el tema de la inocencia?

Porque es más puro. En la pureza no necesitás copiar para sacar tu estilo. Uno siempre plasma casi todo lo que siente en el cuadro. Un ejemplo es el color. En algunos tiempos pinto con colores cálidos y en algunas ocasiones solo busco el azul y el gris, depende de cómo me sienta.

-La Escuela Casa del Artista Olga Espinach, se fundó en 1951, como un programa que ofrece una alternativa para la formación artística en las artes plásticas y las artesanías. Desde enero de 2000, funciona bajo la dirección del Museo de Arte Costarricense, institución del Ministerio de Cultura y Juventud.

Producción  - Oficina de Prensa y Comunicación - MCJ / Consecutivo 246 / JLR / 24-06-2016

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet