A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 06/09/2017

 

Logo Gobierno - MCJ-01Comunicado de Prensa
prensa@mcj.go.cr - Tel.: 2221-2154 
Facebook - PrensaMCJ 
Twitter - Prensa_MCJ

"El fomento de la lectura en el hogar es fundamental"

 

•Experto señala que Costa Rica está en buen momento para el crecimiento en el sector literario y editorial

 

San José, 21 de agosto de 2017.  En el marco de la próxima Feria Internacional del Libro Costa Rica 2017(FILCR17), el Ministerio de Cultura y Juventud organizó junto al Colegio de Costa Rica el I Encuentro Nacional de Editores y Editoras 2017 el pasado 8 y 9 de agosto de 2017; actividad que contó con la participación de Bernat Ruiz Domenech,  representante del Centro Regional para el Fomento del Libro en América Latina y el Caribe (CERLALC.

_MG_1483

El experto español participó de este encuentro como ponente - moderador de un espacio que se habilitó durante dos días en la Biblioteca Nacional; y cuyo propósito era fomentar la participación e intercambio de conocimientos y experiencias, entre los promotores del sector literario y editorial del país.

 

El experto español Bernat Ruiz Domenech es asesor del Gremio de Libreros de Catalatuña e imparte un curso en la Escuela de Librería de la Facultad de Biblioteconomía y Documentación de la Universidad de Barcelona.

 

Ruiz además cuenta con experiencia en el asesoramiento en comunicación tanto a instituciones públicas como a empresas y participa habitualmente como formador, ponente y moderador de eventos relacionados al libro digital y la industria editorial.

 

La Oficina de Prensa y Comunicación tuvo la posibilidad de conversar con Ruiz, acerca de su criterio del panorama literario, el fomento a la lectura y el desarrollo de esta industria en Costa Rica, a pocos días del inicio de la FILCR17.

 

A continuación, un extracto de la entrevista.

 

¿Cuál considera es la situación actual de Costa Rica en términos de desarrollo literario y principales retos?

 

Como observador externo, considero que Costa Rica por cuestiones estructurales y coyunturales está en un muy buen momento para llevar esas oportunidades a la práctica y que fructifiquen; pero el impulso del sector público es muy importante, tanto de la editorial nacional como de las universidades, del Ministerio de Cultura y Juventud, así como del resto de ministerios e instituciones gubernamentales.

 

Esto porque la industria editorial no deja de ser una industria, no solo es cultural, es industria y comercio; y ahí hay que apostar mucho.  Por eso, el desarrollo literario del país debe contemplar a la  industria, el comercio y la cultura; sectores que tienen que ir de la mano a los esfuerzos que se realicen para que sea posible promover esa evolución.

 

También por cuestiones geográficas, la posición del país es muy adecuada para la circulación del libro en América Latina. Por sus vecinos editoriales como son Estados Unidos, México y Colombia, son países con los que se puede establecer una complementariedad.

 

Esto daría la oportunidad de reunir a toda Centroamérica en una industria editorial común que pueda hacerle frente a retos que provienen de esos grandes actores que están alrededor.

 

Costa Rica en muchos otros aspectos está mejor posicionada que otros países de Centroamérica. Una situación económica y política que quizás no es buena, pero es estable y que cuenta con una democracia desde hace muchos años; eso le da una seguridad jurídica y operativa muy importante.

 

Finalmente, creo que hay que hacer la pregunta acerca de qué industria editorial quiere Costa Rica, qué industria se puede permitir y qué proyección editorial se puede hacer hacia el exterior; que creo que son los puntos fuertes que aún hay que trabajar. Con lo cual es importante hacer un esquema acerca del desarrollo editorial y literario del país a largo plazo.  

 

¿Cuál es su opinión acerca de la organización de Ferias del Libro, siguen siendo una buena opción para comercializar libros?

 

Las ferias del libro, duren un día, una semana o el tiempo que esté establecido siguen siendo fundamentales para visibilizar el acervo cultural y editorial de un país. Es una oportunidad para que los lectores y la población en general, puedan ver el potencial y lo que el sector tiene para ofrecer.

 

También son una oportunidad para encontrarse con autores, editores y con otros actores culturales de suma importancia. Es una reunión de los diferentes actores con un público, con el que muchas veces, no pueden entrar en contacto tan fácilmente.

 

Desde un punto de vista comercial, las ferias siguen siendo fundamentales; cada una a su modo y en su país, siguen siendo un apoyo comercial imprescindible para el sector.

 

Muchos lectores esperan la feria para hacer su grueso de compras; quizás no para todo el año, pero sí su mayor parte porque saben que lo que buscan ahí lo van a encontrar. No es que mediante las librerías no lo encuentren, pero saben que ahí la oferta es variada y de una vez lo van a tener. Además, es posible que por la propia dinámica que tiene la feria, se termine comprando más de lo que tenían previsto; esto porque los lectores pueden ver títulos en los que no habían pensado.

 

En tiempos de la era digital ¿cómo puede maximizar un escritor estos recursos tecnológicos para su obra?

_MG_1422

Las redes sociales son una forma y a la vez herramientas para fomentar la lectura. Desde las bibliotecas, librerías, e instituciones se pueden aprovechar para acercarse a sus usuarios. Obviamente hay un público que no es usuario de redes sociales y con ellos, se deberá de trabajar de la misma manera como se ha hecho siempre.

 

Hay un caso muy interesante en Portugal, un país que tiene muy pocos medios pero que puso en red todas sus bibliotecas escolares, las dotó de una manera muy sencilla y logró que se visibilizaran entre sí; con lo que se dieron cuenta del potencial que tenían, como red era enorme. Solo con eso consiguieron un salto cualitativo importante y aprovechando las herramientas digitales que permiten este tipo de cosas.

 

En cuanto a lo que deben hacer los autores, en primer lugar, lo importante es la calidad del contenido. A partir de ahí, el trabajo empieza cuando la obra es lanzada al mercado en cualquier plataforma de publicación. En ese momento, el autor pasa a ser su jefe de mercadeo, de ventas, su relacionista público; ya que tiene que hacer todo un trabajo de venta de su propia obra.

 

Cuantas más habilidades en redes sociales, técnicas detalladas de venta y mercadeo, mejor. Esto le permitirá ir colocando su obra pero debe considerar hacerlo sin ser invasivo, sin ser "pesado" y sin agobiar al público. Este trabajo tiene que ser honesto, debe decir la verdad, porque si no el efecto contrario es que el público verá que no se le está vendiendo lo correcto, ni lo prometido.

 

Este proceso es como participar en una conversación entre el autor y el lector, no solo se trata de vender. Para un autor, un libro debe ser la primera palabra para empezar a hablar con el lector.

 

Hay lectores que tal vez no se van a interesar por su obra, puede que compren o no; otros se enamorarán de primera entrada. Lo importante es que quien se enamore de la obra sea promotor del producto y que el mecanismo de "boca a boca" o las redes sociales, sea lo que termine funcionando para la promoción del libro.  

 

¿Qué recomienda a un escritor para que una editorial publique su trabajo y qué otras opciones pueden explorarse para dar a conocer una obra?

 

Para poder trabajar con una editorial, el trabajo del autor debe ser muy pulcro y muy serio. Es decir, si el autor puede formarse en habilidades de escritor, debe hacerlo, debe aprender a escribir.

 

A todos nos enseñan a escribir de una forma funcional, pero escribir una obra es algo completamente distinto. Depende si es una obra de ensayo, de poesía, todo va en función del tipo de literatura, hay unas formas u otras de hacerlo y los editores van a valorar esas bondades adicionales que tenga el autor.

 

Cuanto mejor es una obra más posibilidades tiene de ser apreciada por un editor y cuanto mejor formación y talento pueda exhibir el autor, más posibilidades tendrá de ser aceptado por un editor.

 

En cuanto a las posibilidades de autoeditarse, es una puerta que se abrió hace unos años y es totalmente lícito.

 

El autor puede intentar o no que la editorial le publiqué, pero el auto editarse es un camino abierto para explorar y en el que algunos autores empiezan a ganarse la vida y labrarse una carrera fuera del circuito profesional, como escritores y a ser reconocidos por un público creciente.

 

Pero no es fácil, tener éxito es tan difícil como conseguir que una editorial profesional le publique al autor.

 

¿Qué acciones se deben poner en práctica para que niños y jóvenes se interesen por leer?

 

En este aspecto la familia es muy importante. El fomento de la lectura en el hogar es fundamental, ya que si se lee en casa, hay más posibilidades de que el niño lea. Por otro lado, a nivel de educación si la lectura en la escuela es más sugerida que impuesta y va desde lo lúdico, los estudiantes durante toda su etapa de escolarización acabarán tomando gusto por la lectura.

 

Es importante entender que hay niños que no les gusta la lectura y se debe respetar el gusto de cada niño; tal vez ahora no le guste la lectura, quizá de mayor recupere el interés por algún motivo.

 

Es evidente que hay lecturas que convendría que los niños leyeran, pero forzar a ciertas lecturas es destruir lectores.

 

En segundo lugar, es importante dar atención a las nuevas tecnologías y las formas de leer. Hay que poner a disposición de los niños y jóvenes, los contenidos en donde ellos se están relacionando; deben encontrarlos en aquellos sitios digitales en los que se relacionan y que puedan tener interacción con ellos.

 

Un nexo común entre escuela, bibliotecas, librerías, las familias y la aportación del Estado, así como de las editoriales, es imprescindible. Si todas estas instituciones no van de la mano, es muy difícil fomentar la lectura.

 

Esto porque si en algún punto falla alguno de estos mecanismos, es ahí donde se perderán lectores.

 

Y finalmente, todos los esfuerzos deben de contar con el apoyo del Estado, mediante el fomento a la lectura en bibliotecas, ya que está demostrado que en cuanto mayor sea la inversión en bibliotecas más crece la tasa de lectura de un país.

 

Foto 1: Bernat Ruiz Domenech, representante del CERLALC. Oficina de Prensa y Comunicación, MCJ.

 

Foto 2: Sylvie Durán, ministra de Cultura y Juventud; Bernat Ruiz, representante CERLALC, Santiago Porras, representante del Consejo Asesor, Colegio de Costa Rica. I Encuentro Nacional de Editores y Editoras 2017. Oficina de Prensa y Comunicación, MCJ.

 

Producción - Oficina de Prensa y Comunicación - MCJ / Consecutivo 260/ MAC-IRG/ 21-8-2017

 

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet