A A+ A-
Avanzada
Instagram Twitter Facebook Youtube Noticias RSS
Ministerio de Cultura y Juventud

Fecha de última actualización: 03/03/2017

Imprimir

 

Comunicado de Prensa
prensa@mcj.go.cr - Tel.: 2221-2154 
Facebook - PrensaMCJ 
Twitter - Prensa_MCJ

Logos Presidencia  y MCJ sin divisiòn- transp-01

Músicos costarricenses recibieron capacitación para dirigir bandas de conciertos

    Director musical belga capacitó a 17 músicos del país, en técnicas de dirección de bandas de concierto

San José, 20 de febrero de 2017. Recientemente la Dirección de Bandas  de Conciertos (DBC) del Ministerio de Cultura y Juventud (MCJ), organizó una capacitación que lideró el director musical belga, Frank De Vuyst, y en la cual participaron 17 directores jóvenes del país, entre estudiantes, directores de las bandas de conciertos del MCJ, bandas de marcha y bandas de diferentes instituciones educativas, entre las que destacan participaciones de músicos de Nicoya y Pérez Zeledón.

La jornada, que se realizó en la sede de la Banda de Conciertos de Cartago, del 13 al 18 de febrero, se denominó "Dirección musical para banda de conciertos" y persiguió el objetivo de detectar  músicos jóvenes que se dedican a la dirección de ensambles y poner a su disposición una actualización de conocimiento de manos de un director de mucha experiencia.

 

 

 

 

 

Así lo indicó Juan Nájera, titular de la DBC, entidad que hizo posible la visita del músico europeo. "De esta capacitación, que es única en la región, se vislumbran resultados prometedores, debido a que se detectaron personas muy talentosas que deben seguir con su formación como directores y eso redundará en que dentro de unos 10 o 15 años tendremos ensambles con un muy buen nivel artístico. Esto fortalece el movimiento de bandas de concierto de Costa Rica y de toda la región", aseveró el director.

Durante esa semana los participantes pudieron aprender sobre técnicas de dirección de ensambles, algunas de las cuales pudieron notar en el momento, mediante la presencia de la Banda de Conciertos de Cartago (BCC), que funcionó como  ensamble residente del curso. Conocieron acerca de la historia de las bandas y su repertorio desde un punto de vista técnico; al final pudieron dialogar acerca de sus inquietudes y sus expectativas como directores.

 

De acuerdo con la Dirección de Bandas, de todos los participantes se eligió a Josué Jiménez Camacho, originario de Pérez Zeledón y quien hasta diciembre pasado, ocupó el puesto de director titular de la Banda de Conciertos de Limón para representar, no solo a Costa Rica, sino a la región centroamericana para el "World Music Contest", en el Concurso y Festival de Música de Banda, que se realizará en Kerkrade, Holanda, en julio de 2017. Este concurso que se realiza cada cuatro años reúne a 20 mil músicos de los cinco continentes, según la información que maneja Nájera.

Frank de Vuyst. Inició su formación musical en la Academia de Lokeren; continuó sus estudios musicales superiores en el Conservatorio Superior de Gante, Bélgica; Maastricht y Tilburg, Holanda, donde se tituló en Teoría de la Música, Pedagogía, Saxofón y Dirección de Banda Profesional. Ha estudiado dirección de orquesta en Viena, Austria, con el maestro Richard Edlinger.

Como director invitado, ha actuado en diversos países como Bélgica, Holanda, Estados Unidos, Argentina, Colombia, Corea del Sur, Portugal y España.

 

Es director artístico del Congreso Internacional de Música para Banda, que organiza la Alcaldía de Medellín desde 2010. Desde 2015 es profesor invitado de la Maestría de Dirección en la Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia.

 

Durante su estadía, Frank De Vuyst, conversó con la productora institucional de la DBC, Alejandra Solórzano. A continuación les presentamos un extracto de dicha entrevista:

 

¿Cuál ha sido su relación musical con Costa Rica?

Cuando fui director artístico del Congreso en Medellín, en 2014, buscaba alguna participación internacional latinoamericana y quería tener una participación de Costa Rica. Sabía que había un buen movimiento con las Bandas de Concierto y entonces me puse en contacto con Juan Francisco Nájera. En esa ocasión, realicé un trabajo con las bandas de conciertos de Alajuela y Puntarenas, tocaron como banda conjunta. Era mi primer contacto trabajando con el país.

 

A partir de esta experiencia de capacitación con los músicos en Costa Rica ¿Cuáles son sus apreciaciones desde el 2014 a la fecha?

Si veo mi relación desde el 2014 al día de hoy, mi referencia es la Banda de Conciertos de Cartago y es una referencia positiva, es una Banda que realmente puede ser comparada con un estándar internacional. Es una Banda que está sonando muy bien, que tiene muy claro el concepto de lo que tiene que hacer y ojalá que pueda tener una planilla muy amplia; con más músicos podría tocar de una forma más equilibrada.

 

¿Cuál ha sido su percepción en estos tres días de capacitación con los directores que la reciben?

Bien, muy bien. Vine sin conocer a los directores. Uno siempre viene con expectativas, y la verdad es que la Banda como los participantes, los directores han superado mis expectativas, lo cual es positivo y a partir de estos días hemos desarrollado un trabajo muy interesante para ellos. Son cuatro días para descubrir, para explicar, pero bien, ellos ponen todo de su parte, están trabajando bien, están trabajando duro y los músicos también. Como director y profesor trabajar con esta Banda es un lujo.

 

Considerando que esta es su especialidad ¿Por qué eligió dirigir bandas de concierto?

Sí, es mi especialidad, trabajar con Banda. He nacido en una Banda; toda mi vida he tocado en Banda. Pero no pasé a la dirección queriendo dirigir únicamente bandas; eso no es así. Cuando uno tiene la experiencia de dirigir en bandas y lo hace bien, la consecuencia es que en diferentes países lo buscan a uno para hacer esto y ya no te buscan para dirigir a una orquesta. Lo mismo suele pasar con compositores. Es muy difícil luchar contra eso.

 

¿Cuál diría usted que es la riqueza y belleza particular de la música de banda de concierto?

La riqueza es la cantidad de colores -musicales- de la Banda; tiene más que una orquesta. Más instrumentos, lo cual de alguna forma nos permite mezclarlos para crear colores y equilibrios nuevos. Esto hace la dirección mucho más difícil, es más difícil dirigir una banda que dirigir una orquesta justo por esta riqueza tímbrica, de buscar equilibrios con más instrumentos diferentes. Nosotros tenemos un mundo de instrumentos que hay que equilibrar, poner de base, requiere mucho trabajo.

 

¿Cuál sería su mensaje para los músicos que han recibido esta capacitación?

Que sigan trabajando en esta bonita profesión. Realmente funciona cuando uno le apasiona lo que está haciendo, porque tenemos que convencer a toda la gente que está delante de nosotros, sean bandas, orquestas, sea el conjunto que sea; es a través de nosotros de alguna forma que se tiene que enamorar, pasar a través de ti el mensaje de un compositor. 

 

Si nosotros no creemos en esto y lo vemos solo como un trabajo, no seremos capaces de enamorar, de transmitir esto a un músico y el músico será incapaz de transmitirlo a un público. En general esto es lo importante, esa pasión es absolutamente necesaria en nuestra profesión.

Foto 1: Participantes del curso junto a De Vuyst

Foto 2: Frank De Vuyst, cortesía de Frank De Vuyst

Producción  - Dirección General de Bandas

Reproducción y adaptación - Oficina de Prensa - MCJ / Consecutivo 058 / JLR / 20-02-2017

 

Ministerio de Cultura y Juventud © 2014 Todos los derechos reservados.
Hermes Soluciones de Internet